Google Plus Y Los Indicios De Una Revolución

El lanzamiento oficial de la red social de Google fue anunciado como la llegada del gran competidor para facebook y twitter. En un principio, la noticia del nuevo asesino de facebook fue repetida estruendosamente tanto por la prensa especializada como por los noticieros locales. Google se apartaba completamente de su negocio tradicional e invadía un territorio nuevo con la intención de aniquilar a sus nuevos competidores.

Sin embargo, el nuevo retador social parece no haber estado a la altura de las expectativas y el entusiasmo inicial se transformó rápidamente en decepción. Facebook y Twitter no iban a ser destronados tan fácilmente. El supuesto sueño de Google de transformarse en el nuevo facebook habría fracasado y las mismas voces que habían presagiado la llegada del nuevo Rey de Reyes de las Redes Sociales, ahora hablan de las razones por las que Google+ falló.

Es una opinión que parece razonable desde la perspectiva del usuario casual de Internet. Pero quienes nos dedicamos a estudiar a los motores de búsqueda estamos obligados a observar estos fenómenos en el contexto de un plan mayor.

Para nosotros el fracaso de G+ no es tal.  Son apresurados los pronósticos en contra del más reciente proyecto de la compañía de Mountain View. Creemos que es injusta la comparación entre el modelo de facebook y el de Google Plus. El verdadero valor de Google Plus está del otro lado del mostrador.

Google nunca abandonó su negocio principal y ese negocio es ordenar la información del planeta para facilitársela al usuario de internet. Sólo ha encontrado un canal más para trabajar con miras a ese objetivo.

[quote]“El objetivo de Google consiste en organizar la información mundial y hacerla accesible y útil de manera universal”. (Declaración de misión de Google Inc.)[/quote]

El Círculo de la Vida

La posibilidad de organizar a nuestros contactos en círculos es el diferencial al que Google alude explícitamente en su comunicación. Se trata de una clara innovación respecto a las actuales plataformas de redes sociales. Una forma de controlar exactamente el tipo de información que compartimos con cada diferente categoría de contacto.

Con mis compañeros del liceo comparto noticias distintas que con mis amigos del fútbol. Mis familiares ven fotos distintas que mis excompañeros de trabajo. Con mis colegas profesionales comparto publicaciones diferentes a las que puedo recomendar a los padres de los compañeritos de clase de mis hijos. En Google + no existe un timeline único, sino que tenemos tantos timelines como círculos.

Los círculos de G+ nos traen la solución a uno de los más evidentes problemas de privacidad (y hasta de personalidad) generados a partir de facebook: no somos la misma persona en todos los ámbitos de nuestra vida.

Ahora pensemos por un instante en las implicaciones que los círculos tienen si nos paramos del otro lado del mostrador.

Naturalmente, los círculos pueden llevar los nombres que nosotros querramos asignarles y no necesariamente van a corresponder a categorías estrictas como amigos, familiares, colegas, etc. Pero, mediante algoritmos (en los cuales el hambriento de información Google es especialista), G+ puede fácilmente definir categorías útiles para su clasificación dentro de sus bases de datos.

El algoritmo puede no saber, de hecho, que yo tengo un círculo llamado SEO pero sí sabe que en ese círculo compartimos sólo información pertinente a la industria de la optimización.

Uno Más, Uno Menos

A la información que compartimos con nuestros círculos le sumamos el famoso botón de +1 que, en forma similar al botón de “Me Gusta” en facebook, representa un voto a favor de una página determinada de la red. El botón de +1 es potencialmente el más importante input para Google sobre el valor social que tienen los contenidos en la red.

Ahora bien, pensemos en qué quieren decir estas informaciones que le estamos comunicando a Google a través de su flamante red social.

  • Por un lado tenemos a los círculos. Le envío a Google información sobre el tipo de contenidos que comparto con mis distintos contactos de acuerdo a la naturaleza de la relación que tengo con ellos.
  • Por otro lado tenemos al botón de +1. Un indicador de la confianza que la comunidad de usuarios de google le asigna a una página de un sitio web expresada en términos absolutos.

¿Qué les recuerda este escenario? A nuestros lectores con conocimientos en optimización y marketing de búsqueda ya les debe parecer evidente el modelo. Ya lo comentábamos en la página de nuestro sitio dedicada al posicionamiento web: existen principalmente dos tipos de señales que Google utiliza para indexar y posicionar páginas: de autoridad y de relevancia.

Mientras Facebook utiliza la información privada de sus contactos para lograr una segmentación más fina a la hora de vender publicidad PPC; en manos de Google, la información de relevancia y de autoridad que su red social está recabando, tiene consecuencias todavía incalculabes.

Estos son tiempos de interacciones sociales en internet. Ya no estamos en la época en la que simplemente contando los enlaces entre contenidos estáticos podíamos llegar a apreciar el valor de cada página. Hoy es imprescindible tomar en cuenta a la conversación de la comunidad para realmente entender qué páginas son más importantes.

Google+ es la herramienta definitiva que encontró Google para incorporar señales de relevancia (gracias a los círculos) y de autoridad (con el botón +1) provenientes de la comunidad misma en los resultados de búsqueda. En el momento en el que estoy escribiendo estas líneas ya estamos notando los indicios en toda la red de las intenciones de Google de incorporar esta información para indexar y posicionar contenidos en las búsquedas.

El usuario casual de internet puede todavía mantenerse ignorante sobre la importancia que tiene esta revolución pero, desde el momento en que el absoluto líder de la búsqueda en internet comenzó a utilizar la información recabada en su red social para afectar las posiciones en los resultados de búsqueda se volvió  imperdonable, en marketing online, no incorporar a G+ a la estrategia de optimización. Puede ser que “mis amigos no lo usen”, ¿pero acaso no usan a Google para hacer sus búsquedas?

Todas las estrategias de SEO que los expertos hemos utilizado en los últimos 10 años están a punto de cambiar dramáticamente. Si queremos darle el mejor resultado a nuestros clientes estamos obligados a afinar nuestras narices virtuales al máximo y seguir el rastro que va dejando Google mientras implementa sus nuevos criterios de indexado para anticipar los cambios que se vienen.

 

La Publicidad Online y sus Modelos de Comercialización

Una de las características que hace especialmente atractiva a la publicidad en internet es la flexibilidad de los modelos de comercialización publicitaria.  El surgimiento de las nuevas tecnologías tiene un impacto profundo en nuestras sociedades y su contribución a la democratización de la información también tiene consecuencias significativas en la relación entre los medios y los anunciantes.

Ya lo decimos en la página enfocada a la publicidad en internet de nuestro sitio: antes el medio tenía el poder y, gracias a las posibilidades de ajustar la segmentación, escalar esfuerzos y medir resultados, ahora el poder lo tiene al anunciante.

Cuando delineamos estrategias de posicionamiento web y social media, no estamos haciendo otra cosa que dar una voz propia al anunciante en la conversación de la web. De alguna forma lo impulsamos a convertirse en su propio medio, le permitimos adueñarse del mensaje, y construir su propia audiencia. Pero eso es tema para otro artículo. Hoy quisiera comentar las características de los modelos principales de comercialización publicitaria en internet.

¿Cuál es el modelo ideal?


Es una pregunta que muy a menudo surge en nuestro trabajo con clientes del área de comercio electrónico. La respuesta es que no hay uno que sea mejor que otro. Cada uno de ellos tiene sus puntos fuertes y sus puntos débiles. Por supuesto es importante, al elegir una de las opciones, conocer toda la información disponible sobre el tipo de inventario que tiene el medio al que le compramos tráfico. Conocer esos detalles nos permite evaluar el precio que estamos dispuestos a pagar por esa publicidad.

Para explicar la forma en que nosotros en Internet Marketing Uruguay evaluamos el potencial de los distintos modelos imaginemos un eje determinado por el nivel de compromiso que el medio tiene con los resultados del anunciante. En ese eje situaremos a los modelos básicos de la siguiente manera:

  • FIXED FEE (Tarifa Fija) – Es el modelo más parecido a los de la publicidad convencional Offline. El a veces (mal) llamado sponsorship implica un acuerdo según el cual el anunciante se compromete a pagar una cantidad fija al medio, a cambio de ocupar un espacio por un tiempo determinado. En este modelo el compromiso que el medio mantiene con el anunciante es mínimo. Se trata de un acuerdo que nos beneficiaría como anunciantes únicamente si:
    1. el medio tuviera contenidos altamente segmentados para nuestro público objetivo y
    2. nos constara que el medio tienen un volumen de tráfico elevado.
  • CPM (Costo Por Millar de Impresiones) – Es un modelo en el que el anunciante paga sólo en función de la cantidad de veces que el público se expone a su mensaje. El compromiso con el resultado es ligeramente superior al modelo anterior. La diferencia más importante desde la perspectiva del anunciante es que ya no es una preocupación exigir evidencias de que el volumen de tráfico es elevado, porque el medio se compromete a cobrar sólo en función del tráfico que él mismo dirige hacia nuestros mensajes. Sigue siendo necesario asegurar la calidad y pertinencia del contenido del medio, porque es el único factor de segmentación con que contamos.
  • PPC (Pago Por Click) – Es el modelo más popular. El acuerdo establece que, como anunciantes, pagaremos una cifra determinada por cada click realizado en uno de nuestros mensajes publicitarios. Representa una diferencia significativa con el modelo anterior. No es el tráfico que el medio tiene el que estamos pagando, sino el tráfico que el medio logra enviarnos a nosotros. En este modelo crece el compromiso entre el anunciante y el medio ya que ofrecer los mensajes al público más adecuado está en el interés de ambas partes. Como anunciantes, empezamos a contar con un importante factor de segmentación: el click en sí mismo. El acto de hacer click implica que el mensaje despertó el interés del usuario. Si nuestra comunicación es efectiva, traerá a un visitante predispuesto a tomar acción en nuestro sitio.
  • CPL (Costo Por Lead) – Es un modelo de comercialización que, junto con el CPA, se impone en los programas de afiliación. Según este tipo de acuerdo el anunciante le paga al medio una cantidad fija de dinero cada vez que un visitante referido por el medio se convierte en un lead (un cliente potencial, puede ser un sucriptor, un socio, etc.).
  • CPA (Costo Por Acción, o Costo Por Adquisición) – Funciona de forma similar al modelo de CPL, pero esta vez el pago fijo se hace a cambio de una venta, o una acción predefinida.
  • Revenue Share (Ganancia Compartida) – Este es por definición el modelo que representa un mayor compromiso del medio con los resultados del anunciante. El acuerdo determina que el medio recibirá un porcentaje de la venta generada a través de un visitante enviado por el medio. Este modelo, de hecho, transforma a los medios en socios del anunciante.

En estos últimos tres modelos la contratación de publicidad deja de tener riesgo para el anunciante, porque existen garantías de retorno de inversión. Son los modelos preferidos por los programas de afiliación. Y no es casualidad que en esos programas el anunciante sea quien tiene el poder de negociación. Grandes anunciantes, por un lado, y pequeños medios, por el otro, intentando acuerdos  de CPL, CPA o Revenue Share son el escenario habitual. Los medios hacen lo posible por construir contenidos diseñados a la medida del público del anunciante. Todo su negocio está en la conversión, y todo el riesgo lo corren ellos.

Este es el “eje de compromiso” que utilizamos para evaluar la conveniencia y los costos que estamos dispuestos a pagar por una forma u otra de publicidad. Como podrán apreciar en este listado, a medida que hay un mayor nivel de compromiso hay menos riesgo para el anunciante y más poder de negociación.

En la práctica, encontraremos escenarios de mayor complejidad pero esta guía nos sirve, al menos, para entender el peso que tiene cada formato, así como sus fortalezas y debilidades. Esperamos que les sea útil.

Si quieren saber más no duden en contactarnos.

 

Google y la Carrera por la Frescura

En esta última semana Google anunció su más reciente actualización de algoritmo. El llamado “Freshness Update” (Actualización de Frescura) afectará al 35% de las búsquedas realizadas a través de Google. Para quienes nos especializamos en el estudio de los motores de búsqueda, estas cifras pueden potencialmente tener consecuencias dramáticas. Recordemos que el cambio de algoritmo anterior (Panda update) en teoría sólo afectó al 12% de los resultados y obligó a los expertos en contenido a transformar radicalmente sus estrategias.

Google, el SEO y la Carrera por la Frescura

Algoritmo de Frescura¿De qué se trata entonces el Freshness Update, y qué efectos puede tener en el panorama general del marketing online?

En principio tenemos que entender que esta actualización es la continuación de un plan que Google empezó a poner en práctica el año pasado, cuando lanzó su algoritmo Caffeine. El algoritmo de indexado potenció la capacidad de Google para incorporar rápidamente nuevos contenidos a su índice.

En esta nueva fase de ese proceso, Google se dedica a enfocar esas nuevas capacidades al posicionamiento. Con este nuevo cambio de algoritmo no sólo se releva e indexa velozmente a las páginas de los sitios, sino que se les adjudica pertinencia y relevancia para las claves de búsqueda en tiempo real.

Ante, el lanzamiento del nuevo algoritmo, Amit Singhal, miembro del equipo de ranking de Google, nos explica lo siguiente:

[quote]”Dado el ritmo increíblemente acelerado con que la información se mueve en el mundo de hoy, la información más reciente puede ser de la última semana, o día, o incluso minuto; y, dependiendo de las palabras de búsqueda, el algoritmo tiene que ser capaz de discriminar si un resultado de hace una semana sobre un programa de televisión es reciente, o si un resultado de hace una semana sobre una noticia de último momento es demasiado viejo.”[/quote]

En esas palabras de Singhal está la clave para entender el impacto que puede tener el Freshness Update en las posiciones. El algoritmo intentará ya no sólo tomar en cuenta la información de la antigüedad de un contenido, sino también el signifcado de esa antigüedad. En algunos casos, dos contenidos con la misma antigüedad pueden no ser igualmente “frescos”.  En un caso una semana puede indicar que un contenido es vigente (como en un artículo sobre un programa de televisión) y en otro (como la noticia de último momento) demasiado antiguo.  Google habría aprendido a juzgar la frescura de un texto en su contexto.

De acuerdo al anuncio oficial de Google, sabemos que el nuevo algoritmo permitirá:

  • Mostrar la última información sobre temas de moda, noticias de último momento, tópicos candentes.
  • Proporcionar todos los datos disponibles sobre próximos eventos, como conciertos, elecciones, torneos deportivos, etc.
  • Identificar la información más actualizada sobre lanzamientos de productos, de las últimas versiones o modelos de productos ya existentes, reseñas de productos y servicios.

Es posible que para muchas categorías de productos no haya un impacto significativo en las posiciones como consecuencia del Freshness Update. Pero no se necesita ser un genio para darse cuenta de que una marca que logre asociar su comunicación con eventos actuales estará en una posición ventajosa y recibirá un volumen de tráfico relevante mayor al de sus competidores.

Con este nuevo algoritmo será necesario plantear estrategias de contenido que busquen el diálogo con la comunidad, y que se vinculen con el día a día de los consumidores. Marcas que hablen menos de sí mismas y más de los temas que interesan a su audiencia objetivo.

Se ha abierto un nuevo frente en el eterno conflicto entre los optimizadores y los buscadores. Ha comenzado la carrera por la frescura.

¡Hola Mundo!

“Hola Mundo” es, en la jerga de la informática, el programa que simboliza el puntapié inicial. El primer test con el que se ponen a prueba las piezas del motor recién ensamblado. Lo primero que le hago decir al robot que acabo de terminar de armar. Este es nuestro “Hola Mundo”.

Saludamos, desde este nuevo espacio, a ese Mundo que nos brinda posibilidades de comunicación hasta hace poco tiempo impensables.  La forma en la que los humanos nos interconectamos hoy, a partir del desarrollo de las nuevas tecnologías de la información, sobrepasa la capacidad de proyección de los más arriesgados pronosticadores.

Vivimos más allá de la ciencia ficción y la fantasía. Es cierto que, si miran por la ventana, no van a ver todavía los autos voladores o los jetpacks que nos prometió la imaginación febril de los futuristas cincuentosos pero, créanme, Vivimos En El Futuro.

Vivimos en el futuro y, sin embargo, a menudo tenemos la sensación de que en temas de publicidad y marketing, los actores locales consideran a la Internet como apenas un canal más para vehiculizar exactamente los mismos mensajes que fueron diseñados para los medios convencionales. Vivimos en el futuro pero a la hora de comercializar productos y servicios, utilizamos un marketing del pasado.

Hoy echamos a andar los motores de Internet Marketing Uruguay, nuestra propuesta para ayudarles a ser parte de Internet.

Hola Mundo.